Seguidores

sábado

respondo al Prof. Mauricio

me alegra que te hayas detenido en mi blog y te pediría que me escribas a mi correo:
s_palferro@yahoo.com.ar
será un gusto compartir información sobre mis ancestros
cariños y espero tus noticias
silvia

domingo

Comentarios recibidos

Felicitaciones Silvia! Ya puse mis impresiones en tu blog.
Te deseo muchas más gratificaciones con este Arte multifacético.
Además de poeta tenés gran habilidad para capturar cosas muy bellas que otros han creado o realizado,y ensamblarlas, dándonos a tus "lectores"??? una miscelánea fresca con palabras e imagen.
Es como salir de paseo y volver contento.
Gracias,Lili B.


---------------------------------------
La Divina Ceremonia dijo...
hola silvia saludos desde Gálvez, Sta. Fe, aprovecho para intercambiar este hábito desenfrenado de expresarse y los blogs y felicitaciones por el reconocimiento “Brillante Weblog 2008” Diego Ricardo
12.11.08

sábado

A ALFONSINA STORNI



A Alfonsina
A su propia fuga amarrada
Alfonsina se interna
más allá del miedo. Estampado en gris
el ojo fosforescente
de esas aguas abría
a cada paso sus secretos
entre avalanchas y lunas
que destiñeron la oscuridad.
Viajera desde lo profundo
al mar una ola encorvándose
en el aire la sigue
hasta acariciar su silencio
más rompiente; como espuma
que acaso desvaneciera
sobre la orilla
inacabada del verso.

A SEIS DESEOS


A seis deseos
Desde esa niña trenzando
en amarillo pelo suelto
pirueta de colores
juega entre sus manos el disfraz.
Por la lana gruesa
del flequillo enredándose según ternuras
de otra primavera la crecen.
En familia cumple su infancia
una fiesta a seis deseos
que fantasías al festejo soplan
bordando hacia afuera
de la casa el corazón

PENUMBRAS DE ORACION



Penumbras de oración

Desde la cúpula del pasado
un sucederse de crepúsculo
y reflejos quiebra la luz
en avitralada imagen. De mujer
descubriendo en lo alto
el milagro del hijo.
Regresar a un tiempo de infancia
filtrándose entre cristales repite
el rostro del eterno
resplandor que se dilata
en penumbras de oración
.

NOCHE INTERIOR


Noche Interior

Tropezando el claroscuro
del tiempo el hombre aparta
el paso de su sombra.
Paso invertebrado que en caminar
inverso va dibujando
perfiles. De otras sombras,
las mismas que alargaron gestos
ya inhabitables.
Antiguo en su memoria
el hombre se está dejando
atrás como testigo mutante
ahuecado de olvidos.
A contraluz el hábito envolvente
del amanecer arrastra con su paso
la huella de quien desanduvo
cierta noche interior.

CON RITMO DEL MIMBRE


Ritmo del mimbre

Con ritmo del mimbre
voz de cuento
en ronda revolotea la casa.
Meciendo lecturas
es mujer que dice
por el cuarto su vaivén.
Sobre la alfombra trenzándose
los niños alrededor
recuestan un murmullo
sus sonrisas de piel mullida.
Sin pausa fabula el relato esa magia
en mecedora que se alarga
al paisaje ceniciento de otro atardecer.

PARA EMILY BRONTË


a Emily Brontë
El corazón de aquella tierra
la hizo mujer. Salvaje
como el espíritu del páramo
que había animado
sus fantasmas, Emily creció
hasta coserles una voz
para la boca
familiar de esas sombras
que soltaban un rugir
de sueño indecible.
Oliendo a paño
bordado al sol el paso del viento
le despeinó su agonía. Con la mueca
cotidiana de quien muerde
la miga doméstica
de las palabras.
Ya poblado de silencios
un perfil de mujer seguirá
hamacando el tejido
sobre la falda
vegetal de la tierra
que entibió
el atardecer.

A JOSE MARIA VILCHES...

LA VOZ DEL LIMONERO

El limonero
no ha muerto. Permanece
en el vientre de la vida
madurado con esa mirada
que hace crecer la miga
íntima del alma.
Por sus venas sigue
corriendo la voz hecha
con alguna pasión
vencida. Lejos, bajo
una lluvia de sombras
la tierra que nunca
llegó a nombrar
le cubrió los ojos
de un sueño. Apenas
con la desnudez
que hoy rodea
el telón. Solitariamente
suspendido para aquel verso
último: "de estos días
azules y este sol
de la infancia..."

DEL BARRIO FUISTE....


“aire tatuado por un ausente.” Arturo Carrera

PARA VOS, AMIGO DEL ALMA !!!

Del barrio fuiste
mi serpentina caminante
hasta doblar aquella esquina
de piedras azuladas.
Después luz del farol apenas
y un rumor abriéndose paso
como el amigo
que regresa siempre
con su lumbrera de seda
desenterrando nostalgias.
Pero adentro por el Sur
otra ciudad inquieta
de bohemias amanece
desde este corazón
que arrimara sus jazmines.
Entre milongas y lunitas de cristal
Boedo se dibuja otra vez
en el fondo lleno de aquel brindis
tímidamente entintado de poesía