Seguidores

sábado

Saliendo en lunas

Una música de sensibles cambalaches
nos acercó otra noche
donde los espejismos se hunden y salen lunas.

Soy luna que a tu sueño llega. Y aquí
entre tanto querer te
quiero arropar como pequeño mi niño…
entonces también yo despierte.

Pero que en el desierto de la nada
del hombre me cuentes tu sueño
para mi libertad de arenas.

Cómplices del viento, así somos hasta lo incierto
fugando de todas las miradas
también esta profundidad enamorada, somos,
Y eso bastará a los ojos.

Ojos que se levantan sobre nosotros
para borrar de alrededor las huellas.

Calladamente abrazando estos susurros
de lluvia abierta y poesía

nuestra
la noche alguna vez será.