Seguidores

viernes

Para Jorge Luis Borges, escrito en 1986


"Dispersos en el cielo, los ojos,
esos pájaros ciegos, fueron
moviendo sombras, como piezas
de ajedrez por su bastón
llevadas hasta el infinito.
Hoy detrás de su propia huella
se levantan otras. Ya huérfanas
ante el final inhabitable
del laberinto. Allí donde el verso
fatigó ilusorios sus pasos.
Del otro lado del espejo
una mano está apagando
el último poniente.
De este lado , entre penumbras
sólo hay polvo cubriendo
la soledad de un bastón."

No hay comentarios:

Publicar un comentario